domingo, 17 de abril de 2011

Un Burka por Egoísta.


La tentación fue más fuerte que mis propias palabras. Me dije a mí misma una y otra vez que no pensaba comprarme "Un Burka por Amor"...
Bueno, pues hace cosa de una semana me lo encontré tirado de precio y decidí darle una oportunidad, pensando que siempre que se hace una película sobre algún libro se acaba desformando la historia de una manera brutal, como en "El Amor en los Tiempos del Cólera". Sólo puedo decir que no entiendo cómo semejante basura ha podido salir al mercado y convertirse en un "best seller".La que se ha encargado de redactar esta "fabulosa" y "emocionante" historia ha sido la periodista Reyes Monforte (foto principal). No he leído ningún otro libro suyo, ni pienso darle ese gusto.

Como ya sabéis, narra la historia de María Galera, una mujer que se enamora locamente de un afgano estando en Londres con en el que se casa, se convierte al islam y tiene un hijo. Un día la familia de Nasrad (el marido de María) llama para pedirles que viajaran a Afganistán para ver a éste y a la esposa. Se va estando embarazada de su primer hijo, y por el ajetreo del viaje (es de suponer) se le adelanta y el parto y da a luz a su hijo allí. Bueno, sí, es de pocas luces, pero algo pasable comparado con el resto de cosas que le da por hacer. Estando ya de nuevo en Londres, al cabo de un tiempo, llama la familia de Nasrad, pidiéndole que vuelva a Afganistán, que su padre está muy enfermo. De este modo, el marido de María decide volver, y ésta se emperra con que también quiere ir, que sin él no puede vivir. Así que ahí van, con un bebé y rumbo a Afganistán. Total, que les roban el pasaporte en la frontera con Pakistán y se quedan encerrados en este país durante años, teniendo María que aguantar las humillaciones de la suegra en la aldea, por un lado. Y por otro, acostumbrarse al terror de tener que vivir en una ciudad como Kabul bajo el dominio de los talibanes. Es lo que tiene ir a un sitio del que ni siquiera te has molestado en buscar información.
Finalmente, gracias al sacrificio de su hermana y un guardia civil, consigue salir y regresar a Mallorca. Al cabo de dos meses... ¿Qué pasa? Decide volver a Afganistán, porque sin su marido no puede vivir. Y ya, sobrepasando los límites del egoísmo y el capricho, se lleva a sus hijos (tuvo una más en la aldea). En resumen, la hermana se deja la piel en conseguir y pagar un crédito para que la niña pueda salir del marrón en el que se ha metido. Y además, para colmo, decide volver a Afganistán y privar a sus hijos de tener una vida alejada de la pobreza, la violencia y el hambre. Al fin, gracias a un empresario que la escuchó en un programa de radio, consiguió volver a España con sus pequeños, donde más tarde se reencontraría con su marido.
Toda una joyita.


María Galera colocándose el burka que llevó en Afganistán.

La calidad de la narración no supera mucho a la historia. Empezando por que ni siquiera menciona el idioma que habla su marido, y tampoco la etnia a la que pertenece, algo bastante importante si se habla de Afganistán. Las fechas están cargadas de contradicciones, de hecho, por la poca información que da no se puede saber ni a qué se deben los bombardeos. Pero si hay algo que en especial me desconcierta es cuando María vuelve definitivamente a España en el año 2006, si no recuerdo mal, pero los talibanes cayeron en el 2001. Entoces... ¿Por qué los sigue mencionando? ¿Por qué no ha nombrado algo tan importante como es la caída del régimen talibán?. Y fallos de ese tipo, hasta hartarnos... Sin olvidarnos tampoco de lo mal redactado que está.

En conclusión, uno de los peores libros que hasta ahora he leído. Jamás he oído una historia tan cargada de victimismo como ésta. Lástima de papel, de dinero y de tiempo.

¿Un Burka por amor? Un Burka por egoísta, diría yo.

2 comentarios:

Amapola dijo...

Tengo una amiga que siempre estuvo detras de este libro y creo que al final se lo leyó. No me ha comentado nada sobre él, pero tiene una visión muy muy negativa de los musulmanes, y quizás se deba a leer cosas así, que no están informadas del todo.
Un saludo!

Parvati dijo...

Este libro no es que dé una mala imagen de los musulmanes, simplemente es ridículo. Si tienes curiosidad pídeselo a tu amiga y no te gastes un duro en comprarlo porque, de verdad, no vale la pena.

Un saludo, Amapola!